Psicólogos que aleguen SAP podrán ir al tribunal

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es una invención no reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que alude a que un niño o niña que declara ser víctima de violencia, generalmente por parte de su padre, en realidad, repite un discurso inculcado por un adulto (que suele ser su madre) que le metió en la cabeza que tiene que decir ante la Justicia que es víctima de violencia o abuso sexual. Con este escudo, los acusados de violaciones o maltrato alegan que a sus pequeños/as denunciantes les llenaron la cabeza y, en términos jurídicos, que padecen SAP y por eso invalidan su testimonio y su palabra.

Ante esta estrategia para callar a la infancia, el 29 de noviembre, la Federación de Psicólogos de la República Argentina (Fepra) se pronunció por unanimidad en contra del uso del SAP por parte de psicólogos y psicólogas. La organización asegura que el SAP contradice el artículo 3.5 del Código de Etica Nacional de la Fepra y las leyes de promoción y protección de derechos de niños y niñas y adolescentes. También la comisión directiva de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA), por pedido del departamento de prevención de la violencia de género y abuso sexual infantil, declaró que el uso de esos marcos supuestamente teóricos por parte de psicólogos/as en la intervención profesional en el ámbito clínico o en el desempeño como peritos o consultores es una falta de ética. Y que, por lo tanto, cualquier diagnóstico basado en SAP o en una definición similar que pretenda sustituirlo, se podrá elevar al tribunal de disciplina de la APBA.

La iniciativa surgió por un pedido de Graciela Mabel González, después del foro La palabra de los niños/as frente a la problemática del abuso sexual infantil, en el que se reclamaron mayores herramientas para asegurar el respeto a la escucha de la palabra de criaturas en situaciones de abuso y maltrato. También se pidió prohibir el uso del SAP o similares ya que es la coartada habitual de la defensa de abusadores y violentos.

Fuente: Diario Página 12 

 

servicioscomo-prevenircomo-denunciar